El decálogo del Nudista Integrista

image-362234-860_poster_16x9-xpcj-3622341º Al Nudista Integrista el invierno le parece tan largo como si viviera en Kamchatka. Para él, la primavera es buena noticia no porque el campo florezca, sino porque su cuerpo también necesita urgentemente hacer “fotosíntesis”.

2º El Nudista Integrista planifica sus vacaciones en función del nudismo. Se informa en webs, foros, redes sociales, y descarta destinos –particularmente de playa- si no hay lugares donde ir desnudo.

3º El Nudista Integrista quiere que los lugares nudistas estén señalizados como tales (a veces incluso los señaliza él mismo), aunque defiende a capa y espada que la legislación española no prohíbe el nudismo en ningún lugar público.

4º El Nudista Integrista llama con naturalidad a la gente con bañador “textiles”, y le molesta que vengan a “su” playa teniendo muchas otras “para textiles”. Puede que incluso se lo recrimine de alguna forma.

5º Al nudista integrista le jode enormemente tener que ponerse bañador si tiene que ir, por la razón que sea, a una piscina o playa no nudista. El trapo mojado le incordia, le parece absurdo, un obstáculo para recibir el sol o el agua en su piel.

6º El Nudista Integrista, de entrada, siente simpatía por los de su misma especie.

7º El Nudista Integrista cree que es necesario asociarse para defender sus derechos como tal. Con carnet. Además puede que le hagan un 5% de descuento en algún que otro camping.

8º El Nudista Integrista, cuando está en un centro nudista, quiere hacer todo desnudo. Sacar a pasear al perro. Ir al restaurante. Al súper. Y cree que también deberían hacerlo los demás: socorristas, camareros, recepcionistas.

9º Al Nudista Integrista le molaría ir a una ciclonudista aunque no coja la bici desde que era niño.

10º El Nudista Integrista a veces nace, a veces se hace, pero nunca se deshace.

Y tú, más allá de la caricatura, ¿en cuántas de esas afirmaciones te reconoces?

 

Primera entrada, primera vez

Aún me sigo preguntando qué me llevó a desnudarme en público la primera vez, es la última incógnita en mi andadura por el naturismo, el resto ya las he despejado todas: “el naturismo es como el no naturismo”, es la misma sociedad con las mismas inquietudes, bondades y maldades, pero con un valor en común, el respeto, y todo aquello que no este empapado de respeto nunca será naturismo, y con la fuerte convicción de que desnudos todos nos igualamos, nadie es mas que nadie, independientemente de las creencias, formas de vida, gustos, tendencias, edad….

He aquí nuestro blog colaborativo naturista, hasta arriba de respeto, que queremos sea una vía de expresión de libertad, la misma que experimentamos cuando nos desnudamos en nuestros spots playeros en pleno agosto, y con el que queremos poner en relieve la verdad acerca del naturismo, nuestra verdad, la de 12 personas tan diferentes que creo que aquel que lea esto alguna vez, se podrá ver reflejado con seguridad.

Quítate la ropa, extiende la toalla, relájate y vente a nuestra vera.

DISFRUTA

A %d blogueros les gusta esto: